entrevistas

Cipriano Marín, Responsable del Proyecto Renforus de la Unesco

“Los Sitios de la Unesco son el mejor espacio de cooperación del planeta a favor de la energía sostenible”

0
Renforus, “Futuros de Energías Renovables para los Sitios de la Unesco", es una iniciativa puesta en marcha por el organismo internacional con el objetivo de promover la sostenibilidad energética en las Reservas de Biosfera y Sitios del Patrimonio Mundial, consolidando estos lugares como auténticos modelos de excelencia en el uso sostenible e integrado de las fuentes renovables. Nos lo cuenta Cipriano Marín, uno de sus máximos responsables (puedes leer la entrevista también en el número 125 de Energías Renovables).    
“Los Sitios de la Unesco son el mejor espacio de cooperación del planeta a favor de la energía sostenible”
Proyecto de biomasa en el Parque Nacional Virunga (Congo)

Renforus es una ambiciosa iniciativa que ha empezado a tomar cuerpo este año ¿Qué es lo se ha hecho hasta el momento?
Renforus es el acrónimo en inglés de la expresión “un futuro de energías renovables para los sitios de la Unesco”. Esta idea sintentiza el objetivo a largo plazo de la iniciativa que involucra nada menos que a 621 reservas de biosfera en 117 países y a 962 lugares naturales y culturales inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. Espacios donde viven cientos de millones de personas y que abarcan una superfie muy importante en el planeta, posiblemente la más valiosa en términos de diversidad cultural y natural.

Lógicamente por el escaso tiempo transcurrido desde el lanzamiento de esta Iiniciativa (se lanzó la pasada primavera), no ha existido tiempo material de contar con experiencias y proyectos culminados, que requieren la identificación de socios, movilización de medios, el acuerdo de las comunidades locales y su ejecución. No obstante, se está en el buen camino, al iniciarse acciones como una primera promoción de escuelas solares en África, las primeras identificaciones de proyectos de renovables y eficiencia energética en ciudades del Patrimonio Mundial, o actuciones como la de de formación de técnicos y gestores como la que se desarrolla este mes de octubre en Dubrovnik sobre gobernanza y sostenibilidad energética en los sitios del Patrimonio Mundial con el apoyo de la Oficina de la Unesco en Venecia.

¿En qué “frentes” están trabajando?
Actualmente se trabaja en tres frentes. El primero consiste en la identificación de proyectos y oportunidades en los Sitios de la Unesco, siguiendo todo un conjunto de criterios y prioridades. En paralelo, la Iniciativa aborda la identificación de los socios públicos y privados con capacidad tecnológica, organizativa y financiera para generar proyectos dirigidos esencialmente a las comunidades locales. Por último, Renforus está seleccionando aquellas iniciativas que deben ser distinguidas a nivel internacional como referentes a replicar a través de los sitios de la Unesco. En noviembre de este año se publicará el primer Catálogo de Buenas Prácticas en energía sostenible en los Sitios de la Unesco.

¿Por qué estos enclaves son especialmente idóneos para explorar el papel de las energías renovables?
Por propia definición. La declaración de los Sitios de la Unesco, ya sean reservas de biosfera o lugares del patrimonio mundial, incluye el compromiso por parte de los estados no solo de salvaguardar los bienes culturales y naturales que son objeto de la designación, sino también de poner en práctica políticas modélicas de desarrollo sostenible. Esto también es importante en términos de visibilidad, los Sitios de la Unesco son lugares reconocidos por la comunidad internacional y lo que se lleve a cabo en ellos tiene un efecto mucho mayor que en cualquier otro espacio orientado a la conservación a la gestión sostenible de los recursos.

En particular las reservas de biosfera están pensadas para este fin. Las reservas de biosfera son sitios establecidos por los países y reconocidos por el Programa Hombre y Biosfera (MaB) de la Unesco para promover el desarrollo sostenible basado en los esfuerzos de la comunidad local y con el apoyo de la ciencia, el conocimiento y la innovación. Se trata  por definición de territorios mundialmente reconocidos para ensayar y demostrar métodos innovadores de desarrollo sostenible a escala local e internacional. Y si tenemos encuenta las recomendaciones y resoluciones de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (RIO+20) y las de la Conferencia sobre el Cambio Climático de Doha de 2012, veremos que la energía y particularmente el papel de las renovables se ha convertido en el centro del debate sobre la sostenibilidad y el tránsito hacia las sociedades verdes y justas.

¿Son fácilmente replicables los proyectos?
Sí, ese es un valor añadido incuestionable. Los Sitios de la Unesco llevan décadas trabajando en red en los ámbitos de la conservación y el desarrollo sostenible, basándose en la comunidad local y en la participación del sector privado. Ello permite que los proyectos que se hayan realizado o se vayan a realizar en un Sitio tengan una enerme facilidad de replicación en otros lugares de la red. Por ello los Sitios de la Unesco constituyen un espacio excepcional para poder explorar el papel de las energías renovables en en la consecución de los fines para los que fueron creados. Podríamos definirlos como el mejor espacio actual de cooperación del planeta a favor de la energía sostenible.

Otra característica importante es su representatividad y diversidad de situaciones. Nos encontramos con más de un millar de territorios que van desde las pequeñas islas a las megaciudades, lo que brinda la oportunidad para construir y compartir una base de conocimientos sobre buenas prácticas y políticas sobre el uso de tecnologías energéticas ecológicamente racionales y su adaptación a contextos y necesidades específicas.

¿Qué condiciones debe reunir uno de estos enclaves para ser incluido en Renforus?
Cualquier Sitio de la Unesco puede asociarse a la Iniciativa ya que está creada para favorecer la máxima integración de las renovables y la eficiencia energética en todos ellos.

No obstante, hay distintos grados de integración. Están aquellos Sitios que desean aportar la experiencia obtenida en renovables como modelos a replicar, o aquellos otros que proponen proyectos de desarrollo de renovables en su ámbito. Estos Sitios especialmente proactivos pasarán a ser miembros asociados de la Iniciativa Renforus. Además, lógicamente se presta una atención especial a los proyectos en países en desarrollo.

¿Qué tipo de tecnologías se van a instalar? ¿Hay preferencia por alguna de ellas?
La Iniciativa Renforus se orienta a toda la diversidad de fuentes y telecnologías de energías renovables existente (solar, viento, geotermia, hidráulica, biomasa o marina). Las fuentes y las tecnologías a utilizar dependen de las características de cada sitio, de sus recursos y del nivel de capacitación.

Pero más allá de las fuentes a emplear o de las tecnologías energéticas utilizadas, para la Iniciativa Renforus lo mas importante es el impacto de su uso y los beneficios reales y contrastables que genera en las comunidades locales. En el marco de la propia definición de Renforus se propugna que los Sitios de la Unesco deben ser modelos de excelencia para fomentar la integración de las energías renovables en favor de la sostenibilidad global.

¿Cuáles son los criterios más determinantes en esa búsqueda de beneficios para las comunidades locales?
Existen dos condiciones determinantes en los proyectos a promover por Renforus. La primera es su integración ambiental. Las iniciativas a distinguir o ejecutar deben ser soluciones no agresivas con el medio ambiente y con el patrimonio cultural y natural que fundamenta la declaración de los sitios. Este criterio se puede entender si tomamos por ejemplo el caso de la biomasa. Los proyectos en favor de un uso más eficiente de la biomasa en lugares como en el Parque Nacional de Virunga (Congo) o Kafa (Etiopia) permitirán reducir la presión sobre los bosques únicos de estos enclaves, ahora en grave riesgo. Mientras que los cultivos energéticos en algunas reservas de biosfera de Indonesia, o incluso en Europa, como es el caso de las reserva de biosfera de Rhon o Baja Sajonia en Alemania, manifiestamente están creando impactos ambientales y pérdida de funcionalidad en los ecosistemas de la reservas, a veces de forma irreversible.

En materia de integración hay que reconocer que también existen algunas reticencias y barreras a superar. Por ejemplo, hasta ahora parecía que hablar de renovables en ciudades del patrimonio mundial era un tema tabú. Pero nuestro asociado Edimburgh Renewable Heritage está logrando demostrar que con criterios inteligentes y actuaciones cuidadosas es posible hablar de sostenibilidad energética en las ciudades patrimonio. Una via similar a la que esta adoptando la ciudad de Agra que acoge al Taj Mahal.

El segundo aspecto a considerar, al mismo nivel de importancia que el ambiental, se refiere a la premisa de que las energías renovables deben permitir claramente un mayor empoderamiento de las comunidades locales y que su desarrollo debe repercutir inequívocamente en beneficios directos y mejoras de la calidad de vida de los habitantes en cada Sitio. La garantía del acceso universal a la energía limpia que propugna Naciones Unidas no puede separarse de su gestión y proximidad al ciudadano.

Pónganos algún ejemplo de ello
Son ejemplo de ello las iniciativas de electrificación solar que se llevan a cabo en sitios asociados a Renforus como la Reserva de Biosfera de Dana en Jordania, o la experiencias de Dify en Gales, donde la comunidad local crea su propia cooperativa para explotar los parques eólicos. Otro caso que me gusta resaltar es el de la reserva de biosfera de Beinn Eighe (Escocia), donde se ha instalado un parque eólico de 160 MW, tras la firma de un acuerdo con los municipios por los que una parte importante de los beneficios de su explotación revierte directamente en la mejora de la eficiencia energética de las viviendas en todos los pueblos de la zona y en su confortabilidad.

¿Quién puede participar en la Iniciativa y cómo se financian los proyectos?
Renforus no solamente incluye los sitios de la Unesco asociados al proyecto. La vocación de esta Iniciativa es la de promover alianzas con los principales actores públicos y privados, incluidas las organizaciones internacionales, las redes especializadas, la industria de las renovables, las ong y los gobiernos interesados  en apoyarla.

Por lo tanto la Iniciativa Renforus está abierta a los principales actores que pueden aportar medios, conocimiento, asistencia y cooperación para el desarrollo de proyectos en los sitios de la Unesco. Esto incluye la financiación privada para consecución de los objetivos trazados y el desarrollo de proyectos ejemplares.

¿Cree que esta Iniciativa puede actuar de catalizador y favorecer, a escala internacional, enfoques más sostenibles en el uso de la energía?
Sin lugar a dudas la Iniciativa Renforus jugará un papel catalizador en un proceso internacional esencial para promover una aproximinación integrada sobre la energía, el cambio climático y la sostenibilidad. Este papel catalizador pasa por desarrollar capacidades en materia de energía renovables y eficiencia energética utilizando los Sitios designados por la Unesco para el aprendizaje y el intercambio de conocimientos. Explotar este enorme potencial en los Sitios de la Unesco fomentando modelos de excelencia en materia de integración de renovables permitirá a medio y largo plazo consolidar y crear nuevas visiones sobre el uso sostenible de la energía.

Para ello Renforus también se está dotando un sistema de información avanzado muy potente, que incluye buenas prácticas, recursos y centros de información, soportado en la plataforma Biosphere Smart, el Observatoio de Sitios de la Unesco, que utilizará soportes multimedia y un completo sistema de mapas interactivos. Ello permitirá reforzar la difusión y mejor colaboración entre los asociados y ante la comunidad internacional.

Añadir un comentario