fotovoltaica

BRASIL

La potencia instalada en micro y minigeneración distribuida fotovoltaica no comercial alcanza los 250 MW

0
Significada como una marca histórica, datos de la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR) certifican que la potencia instalada en micro y minigeneración distribuida fotovoltaica ha alcanzado los 250 MW en residencias, comercios, industrias, edificios públicos y en la zona rural, en conjunto, el 99,3% de las instalaciones en el país.
La potencia instalada en micro y minigeneración distribuida fotovoltaica no comercial alcanza los 250 MW

ABSOLAR desarrolló un Ranking Nacional Solar Fotovoltaico, en el que sobresalen los estados de Minas Gerais con el 22,9% de la potencia instalada en el país, seguida por Rio Grande do Sul (13,9%), São Paulo (13,5%), Ceará (5,9%) y Santa Catarina (5,9%).

Desde ABSOLAR se asegura que en total existen en el país 27.803 sistemas solares fotovoltaicos conectados a la red, que a su vez sirve a 32.924 unidades consumidoras, en suma, más de 520 millones de dólares en inversiones desde 2012.

Son los consumidores residenciales los que lideran la lista de instalaciones, con el 77,4% del total, seguidos de las empresas comerciales y de servicios (16%), consumidores rurales (3,2%), industrias (2,4%), poder público (0,8%) y otros tipos, como servicios públicos (0,2%) e iluminación pública (0,03%).

En potencia, el primer lugar es para los consumidores de las empresas comerciales y de servicios, con el 42,8% de la potencia instalada en el país, y a continuación los residenciales (39,1%), de industrias (8,1%), rurales (5,6%), poder público (3,7%) y otros, como iluminación pública (0,03%) y servicios públicos (0,6%).

Desde la asociación que nuclea al sector se explica que los tres factores principales que han impulsado el crecimiento del sector de la micro y minigeneración distribuida fotovoltaica son la reducción de más del 75% en el precio de los insumos fotovoltaicos durante la última década; el fuerte aumento en las tarifas de energía eléctrica; y el aumento de la responsabilidad socioambiental de los consumidores.

Añadir un comentario