fotovoltaica

CHILE

Seguidores solares únicos para una planta fotovoltaica única

0
Una planta fotovoltaica de 1,72 MWp no resulta ya nada insólito ni llamativo. Sin embargo, si se atiende a la innovación, la investigación y al desarrollo, el parque de seguimiento solar La Silla, localizado en el límite del desierto chileno de Atacama, a unos 1.800 metros de altitud y muy cerca del Observatorio Europeo Austral (ESO), del que cubrirá la mitad de sus necesidades energéticas, es un proyecto único en el mundo.
Seguidores solares únicos para una planta fotovoltaica única

La Silla, inaugurada en septiembre pasado, está impulsado por Enel Green Power y su instalación y diseño ha corrido a cargo de Soltec, compañía española especializada en la fabricación de seguidores solares a un eje. Soltec afirma que este proyecto es “!único en el mundo” y “aporta grandes innovaciones a la industria fotovoltaica”.



La planta utiliza dos tipos de seguidores distintos para tres tipos de módulos diferentes con el objetivo de analizar el rendimiento y la productividad. Para ello, Soltec diseñó de forma específica dos modelos de seguidores que permitieran aprovechar al máximo la producción de los módulos utilizados: policristalino convencional, policristalino con optimización electrónica que permite mejorar el rendimiento en determinadas condiciones y, por último, un módulo bifacial. Estos módulos pueden capturar la energía solar por ambos lados del panel fotovoltaico e incrementar su producción teórica hasta un 30%.


“Soltec ha desarrollado el primer seguidor solar con módulos bifaciales específicamente diseñado para plantas industriales. Este seguidor permite maximizar la generación fotovoltaica del módulo gracias al aprovechamiento de la energía solar que se refleja en el suelo”, explica la compañía. 
Para los módulos convencionales y para los módulos con optimizador, Soltec diseñó e instaló un seguidor solar con una configuración de 4 filas de 19 módulos en disposición horizontal.



“El diseño único de ambos seguidores permite una de las mayores adaptaciones a pendientes constantes y variables del mercado: hasta un 17% en dirección Norte-Sur, minimizando así los movimientos de tierra, las zanjas y los caminos interiores. Además, las configuraciones elegidas permiten pasillos espaciosos para hacer más eficientes los trabajos de operación y mantenimiento”, añade la compañía.



Los seguidores incorporan, además, la solución PV Cabling Harness, que permite utilizar el interior del tubo del eje como conducto para el cableado. Así se evita el uso de bandejas, zanjas o cualquier otro tipo de canalización con el consecuente ahorro de coste. Los cables quedan de esta forma mecánica y ambientalmente protegidos, y la instalación eléctrica se reduce. Todo esto permitió que el trabajo civil y la instalación eléctrica en ‘La Silla’ quedaran muy reducidos, según la compañía.



Autosuficiente cien por cien

Otra de las innovaciones de la planta es que se trata de la primera instalación solar que funciona de forma completamente autoalimentada sin necesidad de utilizar módulos extra específicamente para ello. Los seguidores instalados pueden funcionar durante todo el año extrayendo una imperceptible cantidad de energía directamente de una de las series de módulos. El sistema integra una pequeña batería que garantiza el funcionamiento del seguidor, incluso durante la noche.



La planta cuenta también con un sistema que permite la monitorización de parámetros eléctricos y ambientales y un software integral de gestión, ambos desarrollados por Soltec, que permite el acceso de forma remota desde cualquier parte del mundo para operar u obtener información en tiempo real de todos los equipos de la instalación. La Silla está preparada para funcionar completamente de forma autónoma en caso de que no haya personal de operación en la instalación.

La Silla aportará energía limpia al Observatorio Europeo Austral (ESO), cubriendo la mitad de sus necesidades energéticas. Situado a 2.400 m de altitud, este observatorio cuenta con 18 telescopios y es uno de los más grandes del Hemisferio Sur. Entre sus cometidos está la observación de planetas extrasolares mediante uno de los espectrógrafos más modernos del mundo, conocido como Harps, por sus siglas en inglés.


Añadir un comentario