fotovoltaica

COLOMBIA

Celsia emite bonos verdes por 145 millones de dólares para financiar sus parques fotovoltaicos

0
Epsa, filial de Celsia, ha anunciado un programa de bonos verdes por medio del cual emitirá 420 mil millones de pesos colombianos (casi 145 millones de dólares) para financiar cuatro proyectos de energía solar; el programa cuenta con el apoyo de la Corporación Financiera Internacional (IFC), un miembro del Grupo del Banco Mundial, y la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).
Celsia emite bonos verdes por 145 millones de dólares para financiar sus parques fotovoltaicos
Parque fotovoltaico Celsia Solar Yumbo, en operaciones desde septiembre de 2017.

Según un comunicado, se trata de la "la primera empresa del sector real en Colombia en utilizar este instrumento financiero de renta fija que promueve proyectos ambientales bajos en emisiones de carbono y resilientes al cambio climático, contribuyendo así a un modelo de crecimiento y desarrollo económico sostenible".

Se abunda en que "esta emisión de bonos verdes está alineada con los Principios de Bonos Verdes de la Asociación Internacional de Mercados Capitales (ICMA), que son las guías internacionales que recomiendan transparencia y divulgación, y promueven la integridad en el desarrollo del mercado de bonos verdes", además de ser programas certificados "con el Climate Bonds Standard & Certification Scheme, lo cual asegura que los proyectos a los que serán destinados los recursos aportan a la reducción de emisiones de carbono y a la mitigación del cambio climático".

Los proyectos fotovoltaicos conectados con esta emisión de bonos verdes son: Celsia Solar Yumbo, de 11,2 MWp (en operaciones desde septiembre del año pasado; Celsia Solar Bolívar, de 10,53 MWp (en construcción); Celsia Solar Chicamocha, de 94,35 MWp, y Celsia Solar Valledupar, 70,76 MWp (las dos últimas en fase de factibilidad y a la espera de licitar su construcción este año).

Los bonos verdes son una herramienta de inversión para aprovechar el financiamiento de proyectos que ayudan a reducir las consecuencias negativas del cambio climático, como la energía renovable, la construcción sostenible, la producción más limpia y la eficiencia energética, entre otros. También aportan además, al cumplimiento de dos de los ODS (objetivos de Desarrollo Sostenible) del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo: Energías asequibles y no contaminantes, y Acción por el clima.

Añadir un comentario