fotovoltaica

PERÚ

Gamesa Electric provee los inversores de la recién inaugurada planta fotovoltaica Intipampa

0
Los inversores suministrados por Gamesa Electric participan en el proyecto Intipampama [imagen], de 490 MW, la planta fotovoltaica ubicada en la provincia de Mariscal Nieto, a pocos kilómetros de la capital homónima del departamento de Moquegua, puesta en operaciones en el pasado mes de mayo por el presidente peruano, Martín Vizcarra.
Gamesa Electric provee los inversores de la recién inaugurada planta fotovoltaica Intipampa

En un comunicado, Gamesa Electric, especializada en grandes inversores solares fotovoltaicos de alta potencia y última tecnología para grandes plantas de generación, tanto en suelo como en grandes tejados comerciales, ha anunciado la puesta en marcha de sus inversores en Intipampa, propiedad de la energética francesa Engie, en lo que representa la primera colaboración de ambas compañías en el campo de la solar, además de suponer "la ampliación a este mercado de la extensa relación existente entre su matriz Siemens Gamesa Renewable Energy y Engie en el ámbito de la energía eólica".

En concreto, el acuerdo precisa el suministro de "un total de 9 Estaciones Fotovoltaicas en contenedores marítimos ISO de 40 pies, con todas las interconexiones realizadas y probadas en fábrica, y formados por dos inversores solares Gamesa E-2.25 MVA-SB-I, un transformador elevador y una celda de protección en media tensión". Además, se asegura que "los 18 inversores Gamesa E-2.25 MVA cuentan con refrigeración mixta líquida-aire y garantizan 2.476kVA por inversor a la temperatura máxima de operación de la planta".

Se hace hincapié también en las condiciones ambientales en que se hallan las 322 hectáreas en las que se despliegan los más de 138 mil paneles fotovoltaicos, con una producción estimada de 122 GWh anuales. "La planta -se explica- está situada a una altitud de 2.074 metros y el aire contiene una alta concentración de arena e impurezas, lo que supone un riesgo a evitar de entrada de polvo en los equipos". Y se agrega: "La menor densidad del aire por la altitud supone un reto para los equipos refrigerados por aire. Sin embargo, estos inversores, con una refrigeración líquida de sus etapas de potencia, presentan unas condiciones óptimas para este tipo de emplazamientos en altura".
 
"Otro de los retos que se ha afrontado en este proyecto -añade el comunicado- ha sido el cumplimiento de los estrictos requisitos técnicos exigidos para una utility (como son las protecciones en media y baja tensión, o las comunicaciones y tiempos de respuesta para el cumplimiento de los requisitos de interconexión del código de red), requisitos todos ellos que resultan más complicados en condiciones tan adversas".

Añadir un comentario